simple site creator

Quien somos

La Liga


A finales del 2016 una inquietud largamente madurada por un grupo de socios del club Jordi Tarragó inicia una andadura y como resultado de su trabajo nace la Liga FIELD TARGET TARRAGONA para el 2017 y con ánimo de ser una liga permanente.

Somos un grupo de personas que, unidas por su afición a las armas neumáticas, deciden practicar una actividad deportiva dentro del más estricto marco legal.

Se realiza con una única y clara intención: dar a conocer y fomentar el Field Target, una modalidad de tiro neumático muy extendida en otros países, pero apenas conocida en España y absolutamente desconocida en la comarca.


FIELD TARGET TARRAGONA continua dotándose de elementos administrativos, contando actualmente con el necesario seguro que cubre los accidentes que en el transcurso de competiciones o entrenamientos pudiesen tener lugar.

A fecha de hoy todos y cada uno de los socios de Field Target Tarragona están respaldados por un seguro de responsabilidad civil que cubre los daños ocasionados a terceros así como los sufridos por su persona


Proyectos


Otro de los puntos en los que se presta un especial interés, es en la obtención de los permisos necesarios para habilitar un espacio permanente para la práctica de este deporte.

Con la habilitación de este espacio además del F.T. y alguna otra modalidad de aire comprimido, se pretende ofrecer las comodidades necesarias a los tiradores, un nuevo espació que dispondrá de equipamientos varios, cancha cubierta, sala social, almacenes, cuartos para la clasificación de blancos y arbitraje, oficinas, tienda de F.T., amplio aparcamiento, etc…está integrado dentro de las instalaciones del Club Jordi Tarragó y se dispone de Bar Restaurante.


Así mismo FIELD TARGET TARRAGONA trabaja intensamente en la localización de lugares en la comarca, aptos para la práctica de nuestra actividad, y contacta con sus propietarios a fin de obtener el necesario permiso de utilización.

Obtenido éste, se pone en conocimiento de la alcaldía, para que conceda las autorizaciones correspondientes, de forma temporal o permanente, lo que habilita la finca para la práctica del tiro y que permite el uso de las armas mientras dure la competición (ambos ámbitos de competencia municipal).

Si el fruto de estos trámites es positivo se pone en conocimiento de las fuerzas de seguridad locales para no generar una innecesaria alerta.

Con esta forma de proceder Field Target Tarragona organizará en un futuro próximo grandes y puntuales eventos, somos ambiciosos y no descartamos competiciones territoriales, nacionales e internacionales.


Para la realización de los proyectos y finalidades FIELD TARGET TARRAGONA cuenta con el apoyo de los PATROCINADORES que aportan una parte de la tan necesaria dotación económica.


Estamos integrados en la estructura del CLUB DE TIR JORDI TARRAGÓ, y disponemos de la colaboración de voluntarios que, gracias a su dedicación, hacen realidad que Field Target Tarragona crezca día a día.


Historia del Field Target


El Field Target tuvo su origen en Reino Unido a inicios de la década de los años 80, como una disciplina de tiro al blanco que pretende simular la caza de animales que representan plagas cuando son numerosas, como ratones, conejos, ardillas, cuervos, palomas y otros, que pueden ser cazadas legalmente con carabinas de aire comprimido en ese país.

Al contrario, lo que acontece en España, donde la caza con este tipo de armas está prohibida.

Esta simulación recurre a blancos rebatibles, usualmente distribuidos en distancias desconocidas para el tirador, entre los 9 y los 50 metros.

 

El Field Target es para todos los efectos, un hobby, una modalidad de tiro recreativo, pero tal como todas las otras modalidades, tiene una vertiente competitiva que aunque sea apenas vista por algunos, es a buen seguro una fuerza de motivación para la mayoría que practica esta modalidad.


Qué dianas se utilizan?


Estos blancos rebatibles se constituyen por una silueta metálica en forma de animal y que posee un orificio con un diámetro que puede variar entre los 9,5 y los 40 milímetros, precedido de una placa impactante en que, cuando alcanzada por un plomo (balín), acciona un mecanismo simple que produce el rebatimiento del blanco.

Posteriormente el tirador rearma el blanco estirando una cuerda conectada a este, para que el siguiente participante pueda iniciar la secuencia.


Qué armas se utilizan?


Cualquier carabina de aire comprimido o precomprimido segura, capaz de disparar un balín, y acorde con la legislación vigente para armas neumáticas de la 4ª categoría, es adecuada para este deporte.

 

Los tipos de armas son:

 

Carabinas de muelle, resorte o pistón de gas con cañón de quebrar o fijo.

Carabinas PCP (Pre Charged Pneumatic – aire precomprimido).


Los calibres utilizados son 4.5 (.177)


El calibre .177 fue creado probablemente poco después del comienzo del siglo XX.

Todo indica ser que su cuna fue Inglaterra, una de las ventajas a simple vista del .177 es que se trata de un balín pequeñito que utiliza poco material, generalmente plomo.

Es el calibre más extendido en el mundo y, se trata del único calibre que se puede usar de manera común en todas las competiciones de este planeta.

Las reglas de toda organización oficial asignan por mandato obligatorio el uso de este calibre en las competiciones de pistola y rifle.

Debido a esto, existe una idea popular donde se contempla al calibre .177 como el calibre más preciso entre los varios calibres para uso de aire comprimido.

Esto no es exactamente verdad pero ha hecho mella en las ideas preconcebidas de muchos aficionados.

Como las armas de precisión históricamente se han construido en este calibre si, se puede decir que muchas de las armas de calibre .177 son más precisas que otras en otros calibres.

 

El deporte de FT es un deporte de tiro en el cual el tirador que usa el calibre .177 puede representar algo de ventaja sobre los que no lo usan.

La funcionalidad básica de este deporte consiste en acertar con el balín a través de un pequeño agujero en una figurita de acero (KILL ZONE) cuyo impacto hará que se derribe la figura por entero concediéndose un punto al tirador.

Si solo se golpea la figurita sin derribarla no se concede ningún punto.

Se ha de tener en cuenta que los agujeros en las figuras se extienden entre un cuarto de pulgada (el más pequeño y más comunes en una competición) y 2 pulgadas el más grande en lo que se refiere a su diámetro.

El tamaño más pequeño del balín .177 hace que, estadísticamente, sea la mejor opción para este deporte.

 

Los balines de calibre .177 tienen un peso generalmente ligero, esta circunstancia determina que las velocidades de salida del balín de la carabina sean muy superiores a los de calibre más grande.

La velocidad del balín en algunos casos se acerca a la velocidad del sonido. Cuando se habla de velocidades que rozan o están sobre los 1.100 f.p.s. a nivel del mar la exactitud se ve seriamente comprometida.

Así pues, para los rifles de altas prestaciones de aire comprimido, los tiradores deberían seleccionar los balines más pesados que pudieran encontrar para conservar una velocidad inicial lo más baja posible.

 

Una misma carabina de aire comprimido ofrece en la mayoría de los casos la elección del calibre para el consumidor.

Se debe tener en cuenta que si en un mismo modelo la planta de potencia es la misma, el calibre .177 tendrá normalmente más velocidad de salida que el .22 u otros superiores.

Que, si la elección es el calibre .22 se ha de tener en cuenta de que, bajo las misma condiciones de planta, este calibre tendrá un poder de golpeo cerca de un 20% superior al calibre .177.

Por otra parte los balines del .177 suelen ser bastante más baratos que los de superior calibre.

Otro aspecto es la carga ya que mucha gente encuentra más cómodos calibres superiores porque son más manejables con los dedos facilitando así la carga.

 

Bajo las premisas de la física, es obvio que el calibre .177 goza de una mejor trayectoria si se quiere practicar el tiro de precisión.

Esto es debido a que la trayectoria es más plana versus otros calibre de mayor tamaño.

Esta trayectoria plana se debe a su mayor velocidad de salida provocando que la parábola de tiro sea menos acusada.


El calibre 5.5 (.22).


El balín de calibre .22 se ha desarrollado al margen de la munición que usa el 22lr.

Al principio del siglo XX parecía ser la única opción para trabajos como la eliminación de pequeños parásitos. El balín del .22 mantiene el mismo diámetro que la bala del .22lr pero un cañón de rimfire no hará un buen uso de los balines del .22. El cañón del rifle rimfire se clasifica como de .222 a .223 pulgadas según los microsurcos, mientras que el cañón de un rifle de aire comprimido normal se clasifica como de .217 a .218 pulgadas.

El balín del calibre 22 es definitivamente la opción más adecuada para el tirador que pretende eliminar parásitos o cazar.

Este calibre debido a su conservación de energía (ver leyes físicas) tienen un impacto duro transmitiendo más de su energía cinética al blanco que lo haría por ejemplo un balín de .177.

Como todo, tienen un problema: los balines no son balas de fuego central, no viajan a 3.000 f.p.s. o más rápidamente.

Aunque se consiga poner un balín a una velocidad de 1,200 f.p.s., no se conseguirá tener el mismo efecto hidráulico de choque que con una bala del mismo calibre, pues el balín viaja a una velocidad insuficiente.

Para el caso de la caza, se ha de tener en cuenta que un balín con exceso de velocidad no dará ninguna ventaja al cazador a no ser que lleve una gran cantidad de energía que pueda transferir con éxito a la presa.

 

Eso es porque de que el calibre .22 es el rey de los calibres de la caza. Incluso, para hacer tiro general sin propósito de caza se ha de reconocer que el calibre .22 es muy fino.

Los balines tienen algo más de coste que los del calibre .177 y las velocidades que alcanzan en armas de aire comprimido son más lentas, pero se pueden hacer muy buenos disparos con este calibre.

Es el segundo calibre más popular en armas de aire comprimido


El gran calibre 6.35 (.25).


Alrededor de los años 80, todos los rifles del calibre .25 de aire comprimido pecaban de ser de baja potencia ofreciendo velocidades muy lentas.

Las velocidades estaban sobre los 300 a 400 f.p.s. No ha sido hasta los años 90, cuando se ha podido contar con plantas de potencia superiores, cuando este calibre ha explotado comercialmente.

El rifle de aire comprimido RWS 48/52 es uno de los modelos más conocidos popularmente de resorte que usa eficazmente este calibre.

En la misma línea de popularidad o incluso de manera más popular, los Webley Patriot / Beeman Kodiak y Beeman Crow Mágnum, son los rifles de referencia en este calibre.

Ambos rifles tienen una reputación bien merecida en el manejo de este súper calibre.

En la fábrica se ratificó como velocidad de trabajo unos 750 f.p.s. que con el calibre .25 hace que se trate de máquinas verdaderamente serias. Para rifles precargados PCP el calibre .25 no ofrece ventajas al tirador.


SIGUENOS